miércoles, 3 de marzo de 2010

Invictus

Invictus es una película dirigida por Clint Eastwood, protagonizada por Morgan Freeman y Matt Damond. Está basada en el libro “El factor humano” escrito por el periodista John Carlin.
Cuando Nelson Mandela entró en la cárcel en 1964 odiaba el rugby, era uno de los símbolos del Apartheid y él era un activista de la desobediencia civil.
Cuando Mandela salió de la cárcel en 1990 no le importaba el rugby, pero después de 27 años recluso en inhumanas condiciones de vida, había transformado su odio hacia el enemigo en respeto y fraternidad.
Cuando Mandela presidió la final de la copa del Mundo de rugby frente a los All blacks (Nueva Zelanda) en 1995, amaba este deporte y entendía sus valores.
Cómo dice Carlin en la introducción del libro, “el deporte es un potente catalizador de las emociones de las masas”.
Mandela se dio cuenta de esto en las olimpiadas de Barcelona y de la fuerza del voluntariado de sus ciudadanos. El deporte es tan fuerte para el ser humano que los que mueven los hilos, utilizan toda esta energía cómo un freno al despertar de la consciencia. Los humanos ocupamos más tiempo hablando de las copas que gana nuestro equipo de fútbol que de lo que comemos, respiramos, sentimos o pensamos.
Hoy, muchos deportes han perdido su identidad a causa de los modelos de éxito basados en el triunfo del individuo por encima del colectivo, de la excentricidad por encima de la creatividad, del espectáculo por encima de la esencia, del resultado físico por encima de los ejemplos de equilibrio mental y emocional.
Uno de los deportes que sigue conservando su espíritu, sus valores y su filosofía es el rugby. Por esta razón es tan fácil encontrar conexiones entre el legado de Nelson Mandela y este deporte de equipo.
Uno de los puntos comunes es el RESPETO. Mandela se ganó el respeto de los carceleros, intermediarios del gobierno afrikáner y líderes de la ultraderecha mas feroz del Apartheid desde el respeto. Cómo dicen sus palabras “el respeto, el respeto claro y raso… amarás a tu enemigo”.

Proporcionado por Rafa Arias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada